4 consejos para superar un test multirrespuesta

Examenes - lunes, 03 de diciembre de 2018

 La llegada de un examen puede disparar, de manera consciente o no, el estrés y los nervios de los estudiantes. En algunos casos este sentimiento se presenta de mayor forma y en otros pasa casi desapercibido.

La certeza de ser evaluado y lo que esto puede determinar en el futuro académico, y por tanto la necesidad de superar dicha instancia, son sentimientos típicos en todo estudiante.

Los mismos se incrementan ante ciertos tipos de exámenes, como por ejemplo el que se realiza en forma de test multirrespuesta. En este caso, el alumno no solo debe recordar lo que sabe, sino poner en juego su astucia para descartar las opciones de respuesta falsas. En algún momento, todo estudiante debe enfrentar esta instancia de opción múltiple.

Lidiar con la incertidumbre de dichas pruebas parece imposible, pero de hecho, puede lograrse. Para que lo compruebes, te damos 4 consejos de utilidad para aprobar una prueba de este estilo:

1) Lee todo
Es probable que una parte del examen pueda darte la respuesta que necesitas para una pregunta concreta. Por ello, es recomendable leer toda la prueba antes de comenzar.

2) Evita los extremos
Opciones que incluyan los términos "nunca" o "siempre" por lo general son incorrectas. Es esperable que exista una excepción a la norma, por ello se recomienda analizar cada caso antes de marcar esta como una opción como válida.

3) Respuestas largas
Una de las creencias más arraigadas sobre este tipo de test es la que sostiene que las respuestas más largas son las correctas, debido a que redactar un hecho verdadero requiere de más palabras que uno falso. Si tienes dudas entre dos opciones, este criterio puede ayudarte a descartar una.

4) Grandes diferencias
Las respuestas que se diferencian en gran medida del resto, por lo general, son falsas. Estas pueden incluir términos incongruentes, amplios, términos que contrasten con el resto del vocabulario del test.

Un estudio publicado en el Journal of Applied Research in Memory and Cognition señala que este tipo de examen puede facilitar el aprendizaje. Esto ocurre porque el cerebro debe recuperar información que ya posee, y por eso, fortalece la memoria en el largo plazo respecto a dicha información.

Así que, en lugar de odiar los exámenes de respuesta múltiple, quizá deberías empezar a apreciarlos ahora que sabes cómo superarlos con éxito.

Volver al kiosko