Selectividad: Consejos para responder preguntas de manera efectiva

Bachillerato - lunes, 11 de junio de 2018

Estas pautas te ayudarán a enfrentarte a la prueba con más tranquilidad

 Responder correctamente las cuestiones que se plantean en un examen es un temor generalizado entre los estudiantes. Una preocupación que se multiplica si lo que tenemos delante es una prueba de selectividad. Para intentar afrontar con éxito el temido examen de ingreso a la universidad, te pueden ayudar algunos de estos consejos.

Practica con exámenes de otros años

No se trata de memorizar. Pero haber consultado pruebas anteriores sirve básicamente para entender cómo abordar este tipo de pruebas una vez que te enfrentes a ellas. Conocer el tipo de prueba con antelación, ayuda.

Planifica y lee detenidamente las preguntas


Es importante leer con atención los enunciados de las preguntas para saber qué es lo que te están pidiendo y evitar confusiones. Posteriormente, es una buena opción planificar las tareas a hacer: decidir por qué pregunta vas a empezar (se recomienda hacerlo por la más fácil) y cuánto rato vas a dedicar a cada una de ellas.

Controlar el tiempo… y los nervios

Es fundamental ser riguroso y repartir el tiempo disponible entre las preguntas para poder contestarlas todas. Y para poder llevar a cabo esta tarea es muy importante llevar al examen un reloj que permita controlar el tiempo gastado y calcular cuánto dedicar a cada cuestión. Además hay que pensar que debes reservar unos minutos a repasar el examen.

Los nervios también son otro aspecto que es crucial mantener a raya. Relajarse, respirar profundamente antes de cada respuesta y darse mensajes positivos son algunas pautas a seguir.

Respuesta estructurada

Especialmente en preguntas que requieren un mayor desarrollo, vale la pena tener una hoja en borrador para estructurar la respuesta y planificar cómo la vas a desarrollar, aconsejan desde la UOC.

Repasar las respuestas y la ortografía

Una vez finalizada la prueba y antes de entregarla al examinador es conveniente hacer un repaso final (con esos minutos que habíamos reservado) para asegurarnos que hemos respondido lo que nos han pedido y que lo hemos hecho de manera estructurada. Dentro de ese repaso final también hay que prestar atención a la ortografía y a que la letra sea inteligible.

Volver al kiosko