AGM promueve becas de eSports para universidades en Estados Unidos

Becas - lunes, 16 de abril de 2018

 Estudiantes-jugadores de 16 a 20 años que quieran desarrollarse en eSports pueden aspirar también a becas en Estados Unidos, donde cada vez están cobrando más importancia estos programas, a través de una iniciativa que ya ha puesto en marcha AGM, empresa zaragozana que ayuda a alumnos de todo el mundo a obtener una educación en el país norteamericano.

En Estados Unidos, donde ya existen más de 100 universidades con programas de eSports, se espera que más de 1.000 universidades creen sus propios programas en los próximos 3 años y que las competiciones universitarias de eSports cobren la misma importancia que algunos programas deportivos tradicionales.

Un deporte más
Los jugadores que representan a los equipos universitarios pueden compaginar sus estudios universitarios con los entrenamientos y competiciones dentro de las propias universidades. Todos los equipos creados tienen instalaciones, dentro de la universidad, de forma que todos los jugadores del equipo puedan reunirse en las propias instalaciones para entrenar y competir, explica AGM.

También existen becas deportivas, que van de 1.000 dólares a 10.000 dólares por año para muchos de estos jugadores. Estas becas se pueden combinar con becas académicas o becas internacionales que ofrecen muchas universidades americanas, reduciendo la inversión final a realizar por las familias.

La decisión de AGM de introducirse en el mundo de los eSports viene dada por el deseo de la compañía de ayudar a aquellos estudiantes que quieran formarse en universidades de Estados Unidos: “Llevamos años ayudando a deportistas y a estudiantes a encontrar la universidad idónea para su futuro, entendiendo sus objetivos académicos y deportivos. Que nuestros estudiantes puedan formarse universitariamente y puedan seguir con su pasión en el mundo de los eSports era algo que teníamos que incluir en nuestro portfolio de servicios”, asegura Gonzalo Corrales, director general de AGM.

Volver al kiosko