La Fundación Mutua Madrileña destina casi 2 millones de euros a sus becas de investigación

Becas - miércoles, 31 de enero de 2018

 La Fundación Mutua Madrileña destina casi 2 millones de euros a sus becas de investigación

La Fundación Mutua Madrileña lanza su XV Convocatoria Anual de Ayudas a la Investigación en materia de Salud, dotada con 1,7 millones de euros. Durante el 2018 se concederán 15 ayudas a proyectos de investigación en los ámbitos de enfermedades raras durante la infancia; trasplantes; traumatología y sus secuelas; y oncología centrada en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama. Los estudios se llevarán a cabo en el marco de Institutos de Investigación Sanitaria (IIS) acreditados. Los candidatos tienen hasta el 8 de marzo para presentar su solicitud a través de la página web de la fundación. Los proyectos se seleccionarán por criterios de interés científico, fomentando la figura del joven investigador, ya que, al igual que en anteriores convocatorias, se tendrán especialmente en cuenta los proyectos en los que el investigador principal sea menor de 40 años.

La selección de los proyectos será responsabilidad del Comité Científico de la Fundación Mutua Madrileña, presidida por Rafael Matesanz y del que forman parte como vocales, entre otros, el catedrático de Patología y Clínica Quirúrgicas de la Universidad de Santiago, Miguel Caínzos; el catedrático de Patología y Clínica Quirúrgica de la Universidad Complutense de Madrid y jefe de Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Antonio Torres; y la catedrática de la Facultad de Medicina de Valencia y jefe de Servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico de Valencia, Ana Lluch.

En la misma línea, la Fundación también contempla destinar hasta 200.000 euros a la financiación de estudios realizados, en cualquier área de la investigación clínica, por médicos del cuadro de profesionales de Adeslas, además de cinco becas para profesionales de la medicina y la enfermería que vayan a dedicar un mínimo de cuatro meses a una labor asistencial voluntaria en paises en desarrollo.


Volver al kiosko