Las universidades aragonesas, líderes en profesorado femenino

Universidad - miércoles, 07 de agosto de 2013

El 42% del claustro de los campus presenciales son mujeres. La edad media de los docentes de la pública es diez años más que en la privada

Aragón es, junto al País Vasco, la comunidad con mayor presencia femenina entre el Personal Docente e Investigador (PDI) al servicio de las universidades. Así lo reflejan los datos publicados recientemente por el Ministerio de Educación y que concernientes al curso 2011-12, indican que el 41,9% de este tipo de profesionales que trabajan en las universidades presenciales aragonesas son mujeres.

Aragón está, en este apartado, más de tres puntos por encima de la media nacional, establecida en el 38,6% y dos sobre Cataluña y Madrid, que no pasan del 39%.

Pero la comunidad también es lider en el volumen de profesores eméritos --el informe recoge datos anteriores a la paralización del programa de jubilaciones anticipadas voluntarias a raíz de una denuncia de la Cámara de Cuentas--. De hecho, el 3,9% de este colectivo respecto al total del profesorado que presenta Aragón se sitúa a una enorme distancia de la media estatal, fijada en el 0,6%. En las universidades presenciales de la comunidad autónoma, además, el 41% del personal es funcionario y el 54,5% está contratado. El número total de PDI alcanza las 3.920 personas.

En comparación entre universidades, el PDI del
campus
público aragonés tiene una edad media de edad (48 años) diez años superior a la universidad San Jorge (38). Según los datos publicados por el ministerio, el 5,1% del profesorado de la universidad pública aragonesa tiene 65 años o más, mientras que en la institución académica privada este porcentaje apenas alcanza el 1,5%.

De los cerca de 4.000 profesores e investigadores de las universidades de la comunidad autónoma, 58 son extranjeros. Según el ministerio, más de la mitad de ellos (31) son del género femenino.



CAMBIO DE ESTRUCTURA Precisamente, el rector del campus público aragonés, Manuel López, anunció ayer en este diario su intención de cambiar la actual estructura de dedicación del profesorado. "Hay que ir a la línea del docente que intensifique su docencia y de investigadores que intensifiquen su investigación". Esa adaptación, que ya habría comenzado a aplicarse durante el curso pasado, se desarrollaría, principalmente, durante el próximo ejercicio. "Es imposible conseguiir una universidad en la que todos podamos hacer de todo y, además, hacerlo bien", añadió el rector en la entrevista 

Volver al kiosko